martes, mayo 27, 2008

Bond, James Bond

Por cuestiones personales de edad James Bond era uno de mis personajes favoritos de pequeño (mi padre conseguía colarme a pesar de ser para mayores de 18 con reparos). No había color con las otras películas de los 60 y los 80.

Después descubrí las novelas y el otro Bond, el de las novelas, más humano y que cobraba galletas de vez en cuando, ademas de describir en todo detalle la gastronomía y bebidas.

Por eso no he podido resistirme esta mañana en el VIPS (imagine que lo pondrían a la venta antes del 100 aniversario del nacimiento de Ian Fleming, 28 de Mayor).

Ya os contaré.